Herramienta:

Ver PDF Análisis del riesgo de desastres

Introducción

    La guía para realizar un Análisis del Riesgo está dirigida a apoyar en esta tarea al personal técnico de los gobiernos locales y regionales. A diferencia de la Estimación del Riesgo no llega a establecer los niveles de riesgo ni la valoración y escenarios de riesgo del desastre, pero contribuye a ella porque aporta gran parte de sus componentes.

    Este documento contiene un proceso metodológico para realizar el Análisis del Riesgo en espacios territoriales locales y regionales.

    Esta herramienta es el resultado de la sistematización  diversas experiencias de estudios y análisis de riesgo, que se han venido realizando durante varias décadas por diversas instituciones en Perú y otros lugares en Latinoamérica y el Caribe. La herramienta ha sido elaborada, sistematizada y validada en el marco del proyecto DIPECHO “Fortaleciendo capacidades de sistemas sub-nacionales de gestión del riesgo y desarrollando la resiliencia de comunidades vulnerables a desastres”.

    El proyecto ha trabajado en la capacitación y el manejo del conocimiento de todos los actores involucrados en la gestión del riesgo en las tres regiones del proyecto Ancash, Arequipa y Cusco y en los diferentes niveles regionales, provinciales y distritales. La herramienta es la culminación de un proceso importante dentro de este componente y el producto del mismo.

Concepción

La herramienta se ha implementado en las regiones Ancash, Arequipa y Cusco en Perú durante los años 2011 y 2012. El diseño de la herramienta tomó unos 10 meses y la implementación toma de 3 a 6 meses para cada análisis del riesgo (dependiendo también de la complejidad del área para el cual se hace el análisis).

La información de base para la sistematización de la herramienta se encuentra en la respectiva institución que se menciona en la bibliografía del documento: 5 herramientas para la gestión del riesgo de desastres.

La herramienta tiene el objetivo de presentar con una guía metodológica para realizar el análisis del riesgo en espacios territoriales locales y regionales con la participación de funcionarios, líderes y comunidad. Es el resultado de la sistematización de diversas experiencias de estudios y análisis del riesgo, que se han realizado durante varias décadas por diversas instituciones en el Perú y en Latinoamérica y el Caribe.

El análisis del riesgo se realiza para identificar y caracterizar el riesgo, a partir del análisis de los peligros que afectan un territorio determinado, del análisis de vulnerabilidades y de las capacidades existentes para gestionar el riesgo. Contribuye a la estimación del riesgo, la cual adicionalmente establecerá los niveles de riesgo, la valoración del riesgo y los escenarios de riesgo.

El análisis de riesgo se realiza con participación de personal calificado y con el aporte de varias disciplinas y es el sustento de los planes de gestión del riesgo, planes de desarrollo, planes de ordenamiento territorial, planes de preparación, respuesta y rehabilitación, sistemas de alerta temprana, planes de reconstrucción, proyectos de inversión.

Realizar un estudio de análisis del riesgo es un medio para tomar conciencia del riesgo y es una oportunidad para impulsar la participación de la gente y generar un compromiso para realizar la gestión del riesgo y construir una sociedad más segura con mejor calidad de vida y con un desarrollo humano sostenible.

Elaboración

La herramienta fue desarrollada con los aportes y las experiencias de los socios ejecutores del proyecto DIPECHO, principalmente PREDES y Soluciones Prácticas, en coordinación con Diakonie y Welthungerhilfe, durante el periodo de agosto 2011 a julio 2012.

Primero se realizó una consultoría mediante la contratación de una consultora externa que levantó toda la información sobre análisis del riesgo de desastres, existente en el Perú y en las diferentes instituciones que trabajan en la gestión del riesgo, principalmente las instituciones ejecutoras del proyecto – PREDES y Soluciones Prácticas.

Después se hizo una revisión y aportación a la herramienta sistematizada para llegar a tener una versión más “amigable” la cual es la que se publica aquí.

El costo de la elaboración de la herramienta se estima en 1.500 Euros (costo de consultora) más los tiempos de los socios en entregar la información deseada a la consultora y revisar, comentar y mejorar la herramienta misma.

La herramienta fue aplicada y validada en este mismo proyecto DIPECHO mediante su uso en Ancash, Arequipa y Cusco a nivel local y regional durante el año 2011 y 2012.

El análisis del riesgo se construye en diálogo. La participación de los actores sociales se funda en que son generadores de vulnerabilidades y que con su accionar exacerban los peligros naturales, porque ellos serán los que asumirán las acciones para eliminar y/o reducir el riesgo. Son actores sociales, la población, las autoridades, los funcionarios, los inversionistas. Según la escala del territorio y de la población hay que plantear las modalidades de participación.

El análisis del riesgo debe integrar el conocimiento de los profesionales y el conocimiento popular que habita en el territorio. El personal técnico de las municipalidades y gobiernos regionales es el grupo objetivo que utiliza la herramienta.

Uso

•                Para la elaboración de diagnósticos participativos de riesgos en comunidades, municipios o cuencas hidrográficas

 

•                Para la elaboración de planes de preparación y respuestas a desastres.

 

•                Para la identificación y priorización de proyectos de inversión publica

 

Implementación de la herramienta

 

El análisis del riesgo es un proceso que incluye varios momentos o pasos que se debe seguir. A continuación se presenta la secuencia metodológica:

 

Proceso metodológico

 

  1. a.       Compromiso político, coordinación con las autoridades locales: Siendo el análisis del riesgo debe contar con un fuerte respaldo político y legal de la autoridad competente. Las conclusiones y medidas surgidas del análisis del riesgo tienen que ser consideradas y puestas en práctica por entidades responsables de gestionar el desarrollo en su ámbito.

 

  1. b.      Sensibilización de autoridades, funcionarios y técnicos de instituciones responsables de la gestión del desarrollo: Se realiza para obtener decisión política, compromiso y participación de autoridades, funcionarios y técnicos en el proceso. Para lograr sensibilizarlos se transfiere información sobre los desastres, los impactos negativos para el desarrollo; un medio eficaz para ello es realizar un Taller de Sensibilización en Gestión del Riesgo de Desastres, en donde de manera sencilla y sintética, se tratará el tema de los riesgos y cómo éstos se han ido configurando a la par del desarrollo, la normatividad legal que existe sobre la gestión del riesgo, responsabilidades y derechos de las personas e instituciones en la gestión del riesgo de desastres en cada uno de sus procesos que la constituyen.

 

  1. c.       Sensibilización de lideresas y líderes comunitarios y de la población: Se debe producir un acercamiento a la población en los territorios específicos, para lo cual hay que identificar las organizaciones vecinales, locales y/o comunitarias y a los líderes o representantes de las mismas, para realizar con ellos un taller de sensibilización sobre gestión del riesgo de desastres, en donde a través de una metodología participativa, se analizan las causas y consecuencias de los desastres

 

  1. d.      Conformación de la Comisión Técnica encargada de hacer el análisis del riesgo, con funcionarios y técnicos nombrados por la entidad pública responsable. Es necesario que por norma legal se designe al equipo o comisión técnica encargada de realizar el análisis del riesgo, conformada por representantes de la entidad o entidades responsables y destinatarios del análisis de riesgo, la cual interactuará con el personal profesional especializado que conducirá el estudio. Los miembros de la comisión técnica aportarán la visión desde los organismos públicos y validarán el proceso y también el producto final.
  2. e.      Recopilación de información y caracterización del territorio que será analizado. Se inicia con la recolección y revisión de información del territorio y población, así como de fuentes secundarias (información cartográfica, planos, imágenes satelitales, información censal, estadísticas, informes escritos existentes, etc.). En los espacios locales hay que recorrer el territorio para conocer la problemática y levantar información de fuente directa. Esta actividad se realiza conjuntamente con funcionarios públicos, profesionales especializados y personas experimentadas de las comunidades locales. Cuando el análisis del riesgo se realiza en territorios amplios, la recolección de información será básicamente de fuentes secundarias y de estaciones e instrumentos de registro espacial, pero se recomienda en lo posible complementar con información de campo, para lo cual se establecerá los mecanismos adecuados y las áreas prioritarias donde se realizará el trabajo de campo.

 

Replicabilidad y sostenibilidad

  • Para la elaboración de diagnósticos participativos de riesgos en comunidades, municipios o cuencas hidrográficas
  • Para la elaboración de planes de preparación y respuestas a desastres.
  • Para la identificación y priorización de proyectos de inversión publica

 

Implementación de la herramienta

El análisis del riesgo es un proceso que incluye varios momentos o pasos que se debe seguir. A continuación se presenta la secuencia metodológica:

Proceso metodológico

  • Compromiso político, coordinación con las autoridades locales: Siendo el análisis del riesgo debe contar con un fuerte respaldo político y legal de la autoridad competente. Las conclusiones y medidas surgidas del análisis del riesgo tienen que ser consideradas y puestas en práctica por entidades responsables de gestionar el desarrollo en su ámbito.
  • Sensibilización de autoridades, funcionarios y técnicos de instituciones responsables de la gestión del desarrollo: Se realiza para obtener decisión política, compromiso y participación de autoridades, funcionarios y técnicos en el proceso. Para lograr sensibilizarlos se transfiere información sobre los desastres, los impactos negativos para el desarrollo; un medio eficaz para ello es realizar un Taller de Sensibilización en Gestión del Riesgo de Desastres, en donde de manera sencilla y sintética, se tratará el tema de los riesgos y cómo éstos se han ido configurando a la par del desarrollo, la normatividad legal que existe sobre la gestión del riesgo, responsabilidades y derechos de las personas e instituciones en la gestión del riesgo de desastres en cada uno de sus procesos que la constituyen.
  • Sensibilización de lideresas y líderes comunitarios y de la población: Se debe producir un acercamiento a la población en los territorios específicos, para lo cual hay que identificar las organizaciones vecinales, locales y/o comunitarias y a los líderes o representantes de las mismas, para realizar con ellos un taller de sensibilización sobre gestión del riesgo de desastres, en donde a través de una metodología participativa, se analizan las causas y consecuencias de los desastres
  • Conformación de la Comisión Técnica encargada de hacer el análisis del riesgo, con funcionarios y técnicos nombrados por la entidad pública responsable. Es necesario que por norma legal se designe al equipo o comisión técnica encargada de realizar el análisis del riesgo, conformada por representantes de la entidad o entidades responsables y destinatarios del análisis de riesgo, la cual interactuará con el personal profesional especializado que conducirá el estudio. Los miembros de la comisión técnica aportarán la visión desde los organismos públicos y validarán el proceso y también el producto final.
  • Recopilación de información y caracterización del territorio que será analizado. Se inicia con la recolección y revisión de información del territorio y población, así como de fuentes secundarias (información cartográfica, planos, imágenes satelitales, información censal, estadísticas, informes escritos existentes, etc.). En los espacios locales hay que recorrer el territorio para conocer la problemática y levantar información de fuente directa. Esta actividad se realiza conjuntamente con funcionarios públicos, profesionales especializados y personas experimentadas de las comunidades locales. Cuando el análisis del riesgo se realiza en territorios amplios, la recolección de información será básicamente de fuentes secundarias y de estaciones e instrumentos de registro espacial, pero se recomienda en lo posible complementar con información de campo, para lo cual se establecerá los mecanismos adecuados y las áreas prioritarias donde se realizará el trabajo de campo.