Herramienta:

Ver PDF Guía para Análisis de Amenazas, Vulnerabilidades y Capacidades (AVC) con la participación de Niñas, Niños y Adolescentes para el Contexto Urbano

Introducción

    En la formulación del Proyecto “Estimación de Vulnerabilidades y Reducción del Riesgo de Desastre a Nivel Municipal” realizado en el año 2011 por parte del Consorcio PNUD-CRIC-Plan Internacional, este último actor, dentro del resultado 3, decide aunar sus esfuerzos y experiencias en la línea de reducción de riesgos en el ámbito escolar.

    Para ello focaliza sus acciones en 6 escuelas, seleccionadas en conjunto con autoridades del  Distrito Metropolitano de Quito, en donde cada una de ellas recibe un trato multidisciplinar y multiacción que busca fortalecer de manera integral a la comunidad educativa. Esta intervención abarca varios aspectos del Centro Educativo. 1) Realizar una evaluación técnica de vulnerabilidad estructural escolar, la misma que permitirá conocer las áreas físicas de intervención más prioritaria de cada centro educativo. 2) La generación de un Plan Escolar de Gestión de Riesgos realizado con padres/madres, alumno/as, maestro/as. Luego, la interacción de ambos puntos, dados a través de la selección de una obra prioritaria, propuestas por la evaluación técnica, luego de lo cual Plan Internacional, PU Quito, aprueba este proceso y transfiere el capital económico para que sea la comunidad escolar/educativa quien administre los fondos y realice sus obras de mitigación. De esta forma se obtiene una integralidad de las tareas: fortalecimiento de conocimientos para todas las acciones descritas, equipamiento, toma de decisiones y herramientas para la decisión; de esta manera se transfiere el riesgo y sus acciones de responsabilidad-decisión hacia la propia comunidad.

    Sin embargo, para que este proceso fluya Plan Internacional, desde el inicio del Consorcio, optó por la utilización de la herramienta “Guía  para Análisis de Amenazas, Vulnerabilidades y Capacidades, con la participación de Niñas, Niños y Adolescentes” para la transversalización de todas las acciones y resultados. Esta herramienta fue adaptada por Plan Internacional, PU Manabí en el año 2010, del AVC de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna Roja. Esta adaptación tuvo en cuenta a todas las prácticas e intereses de Niñas, Niños y Adolescentes y la temática de Gestión de Riesgos. De la fase desarrollada en Manabí surgieron interesantes productos y metodologías lúdicas. En este escenario surge la Guía para análisis de Amenazas, Vulnerabilidades y Capacidades con la participación de Niñas, Niños y Adolescentes (2010), acompañada de un spot, una sopa de letras (juego) y los cuentos de “Los guardianes y el valle sin memoria” (reducción de riesgos) y “Los guardianes y la tierra caliente” (cambio climático), para colorear. Este conjunto de materiales permitieron trabajar el tema de reducción de riesgo a desastres (RRD) con niños, niñas y adolescentes (NNA) en contextos rurales con excelentes resultados.

    Tras esta experiencia exitosa se decide utilizar la Guía AVC pero adaptada para el contexto Urbano y nace la “Guía para Análisis de Amenazas, Vulnerabilidades y Capacidades (AVC) con la participación de Niñas, Niños y Adolescentes para el CONTEXTO URBANO”.

     

Concepción

Esta es una herramienta metodológica basada en la participación lúdica que permite a niños, niñas y adolescentes realizar el análisis de vulnerabilidades y capacidades de su centro escolar, para luego extenderse a su  barrio o su familia, desde su percepción. Para ello emplea el juego como eje transversal de la Gestión de Riesgos. 

En el Proceso del desarrollo de la Herramienta han participado 6 escuelas de 6 barrios del Sur de Quito. Escuelas que fueron escogidas por el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito (MDMQ):

  • Escuela Che Guevara    Barrio Manuelita Sáenz
  • Escuela Juan Diego Dillon   Barrio Tepeyac
  • Escuela Camilo Gallegos   Barrio Santa Bárbara
  • Escuela Francisco Javier Salazar  Barrio Lucha de los Pobres
  • Escuela Buena Ventura Barrio Buena Ventura
  • Escuela Camino del Inca Barrio Músculos y Rieles

Toda la parte metodológica de la guía está trasnversalizada por el juego. Ya que este “es una actividad vital con implicación en el desarrollo emocional y en el proceso de socialización de todo ser humano, especialmente durante la infancia. Es en esta etapa de la vida en donde se desarrollan las capacidades físicas y mentales que contribuyen a adquirir y consolidar patrones de comportamiento, de relación y de socialización. Mediante el juego los niños y niñas ensayan, practican, exploran y manipulan indefinidamente todo lo que puedan transformar con la imaginación en equivalentes del mundo de los adultos. El juego, por tanto, es una herramienta pedagógica y educativa que ayuda a desarrollar determinadas habilidades o destrezas.”

A través de este proceso lúdico-didáctico las Niñas, Niños y Adolescentes (NNA) puede realizar la Práctica-Teoría-Práctica (PTP) donde ancla y desarrolla el conocimiento aprendido.

Concepción de la herramienta

La herramienta surge por la necesidad de contar con un mecanismo que permita trabajar la temática de Gestión de Riesgos desde el aula. Una metodología de fácil aplicabilidad que asista a maestro/as, docentes y autoridades en el trabajo en prevención, reducción de riesgos y la respuesta ante emergencias y desastres. Además, que cuente con la normativa vigente de Gestión de Riesgos Nacional, dada por la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos; la política vigente en material de riesgos del sector educativo, dado por el Ministerio de Educación; y la visión integral de la seguridad ciudadana junto con la necesidad de réplica a gran escala dada por el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito.

Con estas premisas se adapta la metodología AVC desarrollada inicialmente para comunidades rurales para su uso en contextos urbanos.

En el proceso de desarrollo trabajaron de manera activa Maestros, Directivo/as y NNA de las unidades educativas del Proyecto. En el proceso aportaron las Administraciones Zonales del Distrito metropolitano de Quito, la Secretaría de Seguridad Ciudadana, el Ministerio de Educación, Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, Plan Internacional PU Quito y Oficina Central, además de los Facilitadores de Desarrollo Comunitario (FDC).

En este proceso implementador, a nivel escolar, participaron 1889 personas distribuidas de la siguiente manera:

Elaboración

El desarrollo de la Guía AVC para NNA inicia, su primera fase, en Manabí, para sectores rurales, específicamente en el año 2010.

A partir de febrero a junio del 2012 se realiza la adaptación de la guía rural al contexto urbano, en el marco del proyecto “Evaluación de vulnerabilidad y minimización de riesgo de desastres a nivel municipal en el Ecuador”, financiado por la Unión Europea. Para esto se contrata al grupo consultor MM&G Comunicación quienes habían participado también en el proceso de Manabí y que ahora se incluían en esta segunda adaptación. La Consultoría visitó escuela por escuela para observar las prácticas lúdicas que realizaban los Facilitadores de Desarrollo Comunitario (FDC), las incorporaron, articularon o adaptaron, según la temática, o la sección del AVC correspondiente.

Luego, los  FDC realizaron una primera aproximación con los contenidos de la guía y realizaron un taller de réplica que contó con la asistencia de 4 representantes por escuela.

Seguidamente, cada escuela decidió cómo utilizar la metodología dentro del predio escolar,  teniendo la libertad de elección de horarios, públicos (solo padres de familia, padres y alumnos, sólo alumnos, etc.), estas escogidas según el tipo de prácticas y costumbres de reunión de cada escuela.

Es así que el trabajo de difusión y utilización de la herramienta del AVC para contextos urbanos comenzó en febrero del 2012 y concluyó en mayo del mismo año de la siguiente manera:

Uso

La herramienta del AVC comenzó su uso desde el proceso de obtención de los Planes Escolares de Gestión de Riesgos; definido en el resultado 3  actividad 2 “Estudiantes, padres, maestros y otros actores vinculados con las 6 escuelas de la intervención participaron en el diseño de un Plan Escolar de Gestión de Riesgos”, de ahí que la herramienta ha sido diseñada para ser utilizada por maestros dentro del aula.

Entre los resultados esperados por el proyecto han sido alcanzadas 1945 personas de la siguiente manera:

Resultados no esperados:

Mediante la coordinación interinstitucional con Terranueva[1] y el Proyecto de revisión de metodologías para Gestión de Riesgos que llevan a cabo con el MDMQ, se formó un asocio y se dio a conocer la metodología AVC a tres instituciones educativas que forman parte del Proyecto “Mi escuela se prepara” realizando capacitaciones dirigidas a docentes y líderes zonales relacionados a tema de riesgos de la siguiente manera:

En este trabajo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana del MDMQ se llegó a 61 personas y 172 escuelas.

Es importante destacar que durante todo el proceso quienes han sido la pieza clave de la implementación han sido lo/as maestro/as que se han apropiado del proceso y lo han difundido en su aula de clases.

De esta forma los NNA que asisten a la escuela, a través del juego, han podido relacionarse y aprender la temática de riesgos.

Además, dentro de la parte humana, el trabajar desde lo lúdico ha permitido que los NNA expresen sus sentimientos y relaciones referidas a las amenazas lo que ha derivado en el reporte de varios casos de hacinamiento, violencia física y abuso sexual. Ante estos, al ser uno de los mandatos de Plan la protección infantil, en coordinación con el Municipio se ha referido los casos hacia el órgano competente y se ha insertado, como parte de este fortalecimiento, la metodología de la ruta de la protección, para docentes y alumnos.  


[1] Terranueva es una organización fundamentada en la interculturalidad, que trabaja procesos de organización social en la perspectiva de contribuir al fortalecimiento de identidades políticas y culturales tendientes a la superación de la inequidades y la democratización de la sociedad. http://www.terranueva.org/

Replicabilidad y sostenibilidad

Lecciones aprendidas

Entre las principales lecciones aprendidas y tras la validación de la aplicación metodológica, que permitía a cada docente escoger su horario y público; al ser esta una herramienta de homologación y difusión de contenidos, es recomendable que el esquema sea el mismo en todos los centros educativos: solo con NNA  y sólo en sus dos modalidades; módulo por módulo (en el horario de clases que se escoja) o sino sólo realizar el AVC rápido, que es el capítulo final con el que se desarrolla el proceso en un promedio de tres horas.

Costos y recursos humanos

Durante todo el proceso de implementación el costo de la realización de la herramienta fue de $28.555,63 dólares americanos, los mismos que fueron utilizados de la siguiente manera:

Para este proceso participaron de manera directa y permanente 5 personas: a nivel de lobbing institucional (1), a nivel de desarrollo de contenidos y validación  (3) en la implementación y difusión (1) y como soporte en el proceso contable (1).

De esta forma, al 2012, la “Guía para Análisis de Amenazas, Vulnerabilidades y Capacidades (AVC) con la participación de Niñas, Niños y Adolescentes” cuenta con dos versiones: una para el contexto rural (desarrollada en el 2010) y la adaptación realizada para el contexto urbano (desarrollada en el 2012),con el aporte económico de la Unión Europea. Demás en la última guía, por un pedido del MDMQ, se desarrolló el módulo de AVC rápido ya que el Municipio requiere trabajar con 1200 escuelas para el 2013 y necesita de una herramienta de fácil comprensión y que abarque un gran público en poco tiempo, de ahí la inclusión de este último capítulo como parte de la guía.

Además, el hecho de contar con las dos opciones de aplicación; en la versión del AVC contexto urbano; permite al profesor, según su horario de tiempo escoger  trabajar módulo por módulo; o si su tiempo es reducido sólo trabajar con el módulo final: el AVC Rápido, que puede ser utilizado en cualquier contexto, urbano o rural, con niños, o con adultos, por ejemplo.

De esta forma nos hemos articulado al proceso municipal y a su vez al del Ministerio de Educación al brindar una herramienta de fácil utilización con los niños y niñas en edad escolar.