Herramienta:

Ver PDF Fondo Participativo de Proyectos Demostrativos de Reducción de Riesgo de Desastres Asociados a la Sequía

Introducción

    La región del Chaco boliviano es afectada todos los años por intensos periodos de sequía que deterioran los suelos, cultivos y la disponibilidad de recursos. La población se enfrenta a un largo período seco (mayo-octubre) y a uno corto de lluvias (noviembre-abril), siendo la escasez de agua el principal factor condicionante de la vida de las comunidades.

    La zona se caracteriza por una alta degradación ambiental, niveles elevados de pobreza rural y condiciones de inequidad y marginación de la población mayoritariamente indígena (Guaraní), que año a año ven afectados sus medios de vida ante una economía basada principalmente en la producción agrícola.

    Ante esta situación, el Proyecto Geñoï: “Incrementando la resilencia local a la sequía, en base de estrategias exitosas para proteger y fortalecer los medios de vida tradicionales y las condiciones de seguridad alimentaria de las familias vulnerables en el Chaco boliviano”, promovió durante los años 2011 y 2012 la ejecución de soluciones integrales y sostenibles para la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) a partir del fortalecimiento de las capacidades de comunidades e instituciones para prepararse, mitigar y recuperarse (resiliencia) de sequías recurrentes y predecibles.

    El Proyecto, ejecutado por un consorcio de agencias humanitarias con responsabilidades y regiones específicas (Acción contra el Hambre, CARE, Ayuda en Acción, COOPI, FAO y Centro AGUA), fue financiado por el Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea, ECHO. Tuvo como zona de trabajo los Municipios de Gutiérrez, Charagua, Cuevo y Boyuibe en el departamento de Santa Cruz y los Municipios de San Pablo de Huacareta, Huacaya y Villa Vaca Guzmán en Chuquisaca. Adicionalmente se ejecutaron acciones puntuales de fortalecimiento municipal en Caraparí, Entre Ríos, Yacuiba y Villamontes en el departamento de Tarija.


    Como una de sus principales actividades para promover la participación local y fortalecer las capacidades de planificación y ejecución de obras de RRD, el proyecto promovió a inicios del 2012 un Fondo Participativo para la ejecución de Proyectos demostrativos para la Reducción de Riesgos de Desastres relacionados a la sequía.


    El Fondo estuvo destinado a la identificación, selección, cofinanciamiento y ejecución de Proyectos Demostrativos con enfoque RRD, en base a un proceso participativo de consenso entre comunidades, capitanías y gobiernos municipales para la priorización de iniciativas ligadas a las necesidades de la población. Sus resultados muestran la ejecución de 49 proyectos por un monto cercano a los cuatro millones de bolivianos (449.958,71 €), alcanzando una coinversión municipal de casi medio millón de bolivianos (53.697 €, un 12% en promedio en ambas zonas de trabajo).

    La ejecución de las diferentes fases para la elección y posterior ejecución de proyectos permitió profundizar la interrelación entre tomadores de decisión y las comunidades beneficiadas, pero sobre todo, sensibilizar y fortalecerles sobre la importancia de reducir el riesgo a desastres causados por la sequía recurrente.

Concepción

El Proyecto Geñoï planificó originalmente la ejecución un Fondo Concursable para la inversión en innovaciones de obras estructurales y no estructurales para la mitigación de la sequía, los medios de subsistencia y la Adaptación al Cambio Climático. A inicios del 2012, durante el proceso inicial de difusión y coordinación con los actores locales, se acordó eliminar el carácter competitivo de la iniciativa para avanzar hacia un proceso participativo y de búsqueda de consensos, que resultó en una iniciativa más acorde con la cultura Guaraní.

De esta forma, con un presupuesto de casi cuatro millones de bolivianos y luego de desarrollar las bases y formas de trabajo, se lanzó el Fondo Participativo de Proyectos Demostrativos de Reducción de Riesgo de Desastres asociados a la sequía en el Chaco boliviano. 

Su ejecución buscó desarrollar una serie de pasos participativos en los cuales se avanzó en la identificación, priorización, selección, cofinanciación y ejecución de iniciativas locales para la implementación de proyectos de RRD. Con ello se pretendió a la vez, articular las iniciativas con el sistema de planificación local, generando sinergias, lecciones aprendidas y experiencia para la incorporación de la RRD en políticas y estrategias locales con enfoque de reducción del riesgo.

El Fondo Participativo de Proyectos Demostrativos de RRD, fue una iniciativa que se planteó 3 objetivos:

  1. Implementar, de forma participativa y consensuada entre actores, acciones de prevención y mitigación de la sequía.
  2. Capacitar a los mismos actores locales en el diseño de proyectos con componentes transversales de RRD.
  3. Sensibilizar a tomadores de decisión locales sobre acciones y mecanismos financieros que posibiliten e incrementen la prevención y mitigación de la sequía a nivel local.

- Concepción

La escasez de agua en el Chaco boliviano, es uno de los principales factores condicionantes de la vida de las comunidades locales. La recurrencia de eventos de sequía prolongada en la zona, ha llevado al Estado Boliviano a declarar Emergencia Nacional en 2008 y 2010. Los registros de estaciones meteorológicas indican que la sequía de 2010 fue la más severa de los últimos 20 años, con una afectación de más de 19.000 familias (según una evaluación intersectorial).


A pesar de las diversas acciones gubernamentales y de agencias de ayuda humanitaria en la zona, los altos grados de afectación que periódicamente perjudican a la población chaqueña, denotan elevados grados de vulnerabilidad, pero sobre todo que la zona no cuenta con una estrategia clara que permita reducir el impacto de sequía y desarrollar la resiliencia de su población.

Ante esta situación, el Proyecto Geñoï se planteó ejecutar soluciones a partir de experiencias exitosas de Reducción de Riesgos de Desastres, buscando su sostenibilidad con el fortalecimiento y sensibilización de actores locales para la incorporación de estrategias de reducción de riesgos en las políticas y planes de acción de las diversas instituciones de la zona.

En este marco, una de las acciones promovidas fue el establecimiento de un Fondo de Coinversión, destinado a financiar obras estructurales y no estructurales que permitan demostrar acciones de reducción del riesgo para que la sequía no se convierta en un desastre.

El Fondo Concursable, como originalmente se llamó, pretendió replicar la experiencia realizada en otras regiones del país en proyectos del Programa de Reducción de Riesgos de Desastres (PRRD) ejecutados por la agencia de cooperación Suiza (COSUDE). La experiencia mostraba un alto grado de involucramiento de tomadores de decisión a nivel local que permitía a la vez profundizar el mensaje sobre la importancia de reducir los riesgos a desastres y de la incorporación de este factor en la planificación del desarrollo.

Habiendo analizado la experiencia del PRRD y de proyectos previos ejecutados en la zona, además de tener una fuerte demanda de participación e involucramiento en la toma de decisiones por parte de los beneficiarios del proyecto Geñoï, Acción contra el Hambre y la entidades ejecutoras y participantes, conciben la idea de replicar un Fondo Concursable que permita identificar las necesidades de las comunidades locales, pero a la vez promover la participación y el esfuerzo local para competir por presupuestos para inversión.

Durante el proceso de presentación y arranque del proyecto y al momento de difundir la iniciativa, se analizaron las opiniones de la dirigencia indígena de la zona sobre la posibilidad de causar discrepancias entre Capitanías con el concurso por fondos. La Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) disgregada en Capitanías Zonales que la conforman, fueron junto con las Alcaldías Municipales los actores locales partícipes del proceso y tuvieron desde un inicio observaciones sobre el carácter competitivo.

Los Capitanes zonales (Mburuvichas) percibieron la posibilidad de que el concurso por fondos causara problemas entre Capitanías ante la posibilidad de que una zona, municipio o comunidad pudiera hacerse con mayores fondos al ser más fuerte en cuanto a organización y capacidad instalada. Esta situación iba en contra de la tradición indígena de compartir igualitariamente. Estas fueron las principales razones por las cuales se decidió eliminar el carácter competitivo por adjudicarse los Fondos.

Para avanzar hacia un proceso participativo sobre el cual se elaboran las bases. Marcó entonces la transformación final entre el Fondo Concursable hacia el Fondo Participativo de Demostrativos de RRD.

El carácter participativo de toma de decisiones pasó a ser el punto clave para el desarrollo de la herramienta. Se contó con la participación activa de beneficiarios y representantes de comunidades, capitanías y municipios. La siguiente lista muestra un pequeño detalle de la participación de la zona:

  • Alcaldes de los municipios de Charagua, Boyuibe, Cuevo, Gutiérrez, Villa Vaca Guzmán, Huacaya y San Pablo de Huacareta.
  • Presidentes de concejos municipales de Charagua, Cuevo, Gutiérrez, Villa Vaca Guzmán, Huacaya y San Pablo de Huacareta junto a concejales y miembros de los Concejos Municipales.
  • Técnicos municipales, Directores de Unidades y Oficiales Mayores administrativos de gobiernos municipales.
  • Capitanías zonales con sus Capitanes (Mburuvichas) y Responsable de Producción de: 
      • Parapitiguasu
      • Gran KaipependiKaraovaicho (GKK) 
      • Kaaguasu en Gutiérrez
      • Charagua Norte
      • Iguembe
      • Ingre
      • Santa Rosa
  • Comunidades de los diferentes municipios

Es importante destacar que dentro del Consorcio ejecutor del proyecto Geñoï, dos organizaciones lideraron el proceso, Acción contra el Hambre en los municipios de Santa Cruz y CARE en Chuquisaca. Estas organizaciones estaban a cargo de la organización de las bases y las formas de implementación, así como de la distribución y logística de los insumos necesarios posteriores. Sin embargo una vez elegidos los proyectos, cada institución del Consorcio tenía responsabilidades para el diseño y acompañamiento de los proyectos elegidos. 

La experiencia ha demostrado que la identificación y priorización participativa de actividades promueve fuertemente el fortalecimiento de beneficiarios al otorgarles la posibilidad de decisión y negociación. De la misma forma incrementa la transferencia de capacidades a nivel local, que a su vez redunda en resultados altamente positivos para los objetivos del proyecto.

Elaboración

Para el desarrollo del Fondo Concursable de Proyectos Demostrativos de RRD, se elaboró una Guía que organiza las bases, objetivos, los proyectos elegibles y los topes presupuestarios que cada municipio tendría, estableciendo los lineamientos en que cada propuesta debería ser presentada para acceder a los fondos.

La misma fue desarrollada por el equipo de Acción contra el Hambre a partir de la revisión de formatos y modelos similares, para luego ser  compartida para su observación y complementación por CARE, la institución que estaría al mando del proceso en los municipios de Chuquisaca.

Las directrices generales describen ampliamente la información necesaria para ubicar el tipo de proyectos elegibles, pero sobre todo, la importancia de que los mismos tengan una función ligada a la Reducción de Riesgos relacionados a la sequía.

La herramienta incluye una sección de Anexos, que detalla formatos de presentación de propuestas que deberían ser utilizados por los proponentes. En ellos se identifican criterios para ponderar las ideas de proyectos que luego de la identificación de las ideas, pasan a ser priorizados participativamente para ser desarrolladas como perfiles o diseño de proyectos.

Habiendo eliminado el carácter competitivo, se tuvo que establecer una categorización por municipios para hacer una distribución equitativa de los fondos involucrados. Se determinó y validó que los mismos estarían supeditados a la cantidad de población y tamaño del municipio, así la distribución se realizaría de la forma más equitativa y adecuada para alcanzar a la mayor cantidad de comunidades y gente posible.

Se establecieron a la vez los porcentajes de cofinanciamiento que deberían venir de municipios u organizaciones sociales, que en ningún caso debería ser menor al 8% del costo total de la obra.

Las propuestas de proyectos demostrativos elegibles, deberían estar ligadas a tres áreas temáticas:

  1. acciones destinadas a la mejora y recuperación de medios de vida y adaptación al cambio climático;
  2. acciones de conservación de suelos y
  3. acciones destinadas a mejorar el acceso a agua segura.

Estos tres elementos fueron las bases principales que estarían estableciendo el tipo de proyectos de reducción de riesgos relacionados a la sequía, por lo que fueron aspectos importantes a la hora de desarrollar el proceso de negociación.

Los pasos planteados para el desarrollo de los proyectos, que están a la vez ligados a los anexos de presentación, son los siguientes:

Paso 1. Elaboración participativa de ideas de proyectos demostrativos

Paso 2.  Diseño de proyectos demostrativos de RRD

Paso 3. Ejecución de proyectos demostrativos de RRD

Cabe destacar que en cada uno de los pasos incluyó un proceso participativo de negociación y búsqueda de consensos, ya que una vez identificados los proyectos demostrativos, se tenía que establecer la factibilidad de ejecución, costo y beneficio y la ponderación según las categorías establecidas en los formatos de presentación.

De esta forma, se tuvo un proceso de validación continuo, en donde los participantes del proceso a nivel comunitario y regional, tenían la potestad de decisión sobre las ideas propuestas, pero debían analizar los criterios de selección y la factibilidad de los proyectos para ser elegibles.

La metodología más utilizada para el uso de la herramienta, fue el establecimiento de reuniones de coordinación y planificación con un enfoque participativo. En ellas además de explicar los procesos y avances de cada momento, se establecían espacios de sensibilización sobre el por qué la importancia de que los proyectos sean demostrativos y ligados a la reducción de riesgo a desastres causados por la sequía.

Luego de cada reunión se creaban las Actas de Reuniones, en las cuales se especificaban las matrices de priorización, convenios para ejecución de los proyectos y contrapartes de gobiernos municipales o Capitanías zonales.

La siguiente tabla muestra los tiempos del proceso de implementación:

Uso

Implementación de la herramienta

Para la implementación del Fondo Participativo de Proyectos Demostrativos de RRD ligados a la  sequía, se siguieron los siguientes pasos:

  • Elaboración de la guía de orientación para el lanzamiento del fondo:Guía de presentación de propuestas: Proyectos demostrativos para la Reducción de Riesgos de Desastre asociado a la sequía en los municipios de Charagua, Cuevo, Boyuibe y Gutiérrez. Provincia Cordillera del Departamento de Santa Cruz 
  • Socialización/ajustes de la Guía con actores locales. Como parte del proceso de presentación de la herramienta, se socializó la existencia de los Fondos y de la guía para la presentación de propuestas. Las mismas sirvieron a la vez para su validación y el establecimiento de ajustes. 
  • Facilitación de espacios participativos para la identificación de ideas de proyectos. Generalmente se realizaron reuniones donde las comunidades rurales con el liderazgo de sus Capitanías zonales plantearon sus ideas de proyectos ligadas a las necesidades de cada una, en el marco de las temáticas elegibles planteadas en la Guía de presentación. En ellas se revisaron los planteamientos y se establecieron negociaciones tomando en cuenta también el presupuesto destinado al fondo establecido para cada Municipio.
  • Facilitación de espacios participativos para la priorización de las ideas de proyectos, basados en reuniones entre representantes de Capitanías Zonales, Gobiernos Municipales e instituciones miembros del Proyecto Geñoï. Una vez identificadas las ideas de proyectos, las cuales en muchos casos sobrepasaban la capacidad financiera y cantidad de proyectos elegibles, se establecieron reuniones participativas para la priorización de las ideas que serían elegidas para cada municipio. En estos espacios primó la búsqueda de consensos y en todo momento las herramientas para la negociación fueron los criterios establecidos para la ponderación de los proyectos, así como el análisis del costo/beneficio de los mismos.
  • Asistencia Técnica en la elaboración de los perfiles de proyectos y diseño de los mismos. Una vez elegidos los proyectos, los técnicos de las diferentes organizaciones que conformaron el Proyecto Geñoï iniciaron un proceso de asistencia técnica para terminar de diseñar los proyectos a ser financiados. De esta forma se establecieron 49 diseños de proyectos, los cuales fueron ingenieriles en el caso de los sistemas de agua, y de diseño de parcelas y formas de preparación para los proyectos agrícolas en cuanto a los proyectos de medios de vida. 
  • Acompañamiento en la definición y cumplimiento de contrapartes municipales. Tal como estaba establecido, los proyectos debían contar con al menos 8% de contraparte a nivel local, ya sean de municipios o de las Capitanías zonales. Cabe destacar que en los municipios de Chuquisaca el porcentaje logrado alcanzó voluntariamente a un 15% por obra. Luego del establecimiento de todos los proyectos y antes de la implementación de los mismos, fue preciso hacer el seguimiento correspondiente para asegurar el cumplimiento de los fondos o partidas comprometidas.
  • Ejecución de proyectos con acciones de acompañamiento y monitoreo de las Capitanías Zonales y Gobiernos Municipales. Una vez terminados los diseños de todos los proyectos, se inició la ejecución de los mismos con el acompañamiento de los técnicos de las diferentes instituciones del Consorcio, pero a la vez con la participación y monitoreo de las Capitanías Zonales y los técnicos de los Gobiernos Municipales participantes.

Con la iniciativa de proyectos priorizados a través del Fondo de Proyectos Demostrativo de RRD se beneficiaron 69 comunidades y 2472 familias de la región chaqueña, con un total de 49 proyectos ejecutados y una inversión de Bs. 3.900.197,15 (Bolivianos tres millones novecientos mil ciento noventa y siete 15/100), equivalentes a € 449.958,71 euros.

El porcentaje de coinversión alcanzado a nivel municipal, ascendió a Bs. 465.447,90, equivalentes a 53.697 euros, con un 8% de inversión alcanzado en los municipios de Santa Cruz y un 15% en Chuquisaca.

Los proyectos a la vez, han sido un excelente medio de sensibilización sobre la importancia de reducir el riesgo a la sequía, pero también para la promoción de encuentros y búsqueda de consensos entre tomadores de decisión en la zona de trabajo.

Replicabilidad y sostenibilidad

Análisis y reflexión crítica sobre la aplicación de la herramienta

Beneficios del uso de la herramienta: 

  • A través de acciones concretas en beneficio comunal en acceso al agua, medios de vida y conservación de suelos, se abordan elementos clave de la RRD por lo que los proyectos no son únicamente orientados a obras sino a acciones de fortalecimiento de capacidades, sensibilización y promoción de prácticas adecuadas velando por la sostenibilidad y replicabilidad.
  • La herramienta tiene vinculación con políticas públicas de participación y planificación local, ya que el cofinanciamiento local se basa en los fondos municipales que deben ser incorporados en la Planificación Operativa Municipal (POA).
  • Se identifican criterios orientados a promover la resiliencia local frente a la sequía.
  • Se identificaron proyectos interesantes y anhelados por las comunidades que muy difícilmente pueden ser ejecutados solo por los municipios, ya que el costo presupuestario muchas veces sobrepasa la planificación operativa y las posibilidades existentes.
  • A la vez, se han identificado varias necesidades que pueden servir para otros proyectos en caso de no ser aprobados con el fondo participativo.
  • Se aprovecha el conocimiento local ya que las mismas capitanías y municipios, conocen las comunidades y saben que proyectos han sido exitosos o malos proyectos que no han tenido sostenibilidad.
  • El cofinanciamiento propicia la implementación del proyecto con la participación directa del municipio y capitanías y no se ejecuta el proyecto unilateralmente.
  • Se elaboran los diseños participativamente, y en la presentación de los mismos, se toman en cuenta sugerencias de los actores.
  • Se comparten experiencias previas exitosas y fallidas, implementadas por varios actores como municipios y otras instituciones de apoyo, lo cual sirve para mejorar las propuestas.
  • Debido a que se requiere una gran coordinación, se mejora la relación para otras actividades, y surge mayor interés por el proyecto.
  • Se acercan a los actores que a veces, aunque están en el mismo territorio y por las dinámicas sociales y políticas están alejados, logran unir esfuerzos con base a un propósito común que es beneficiar a las comunidades en estrategias para enfrentar a la sequía
  • Al tener que definirse de manera participativa las ideas de proyectos y la ejecución, se revisan presupuestos y se hacen ajustes, lo que promueve un proceso de rendición de cuentas y transparencia.
  • Se ha logrado una mejora de la credibilidad en las instituciones por la apertura a la discusión de los temas técnicos, sociales y financieros de cada proyecto.

 Dificultades de uso:

 Entre algunos problemas o dificultades que debieron enfrentarse durante el desarrollo y/o la aplicación de la herramienta, se pueden mencionar: 

  • Debido a que las opciones para la identificar proyectos están muy abiertas, en algunos casos se tiende a identificar proyectos con otros contextos, que no están directamente relacionados a los objetivos de la herramienta.
  • Se necesita realizar reiteradamente una explicación detallada de los objetivos de los proyectos demostrativos, lo que lleva más del tiempo planeado.
  • En algunos casos los capitanes comunales suelen orientar los proyectos hacia sus mismas comunidades.
  • Coordinar el tema de contrapartes con el cronograma de planificación del POA, representa cierta dificultad al no estar siempre en sintonía.
  • Aparte del municipio es difícil encontrar otra fuente de financiamiento para las contrapartes.
  • Los tiempos de implementación del proceso no correspondieron con los momentos de planificación municipal que permiten presupuestar el cofinanciamiento. 

Soluciones implementadas: 

  • Coordinación permanente a través de reuniones.
  • Respeto y adaptación a las estructuras organizativas y tiempos de coordinación
  • Socialización de la herramienta en diferentes espacios
  • Visita de campo y acompañamiento conjunto con actores locales 

Debilidades/limitaciones de la herramienta: 

Entre las limitaciones/debilidades identificadas sobre el uso de la herramienta como tal, se puede identificar:  

Aspectos para mejorar la implementación: 

  • Tener un tiempo de al menos 3 meses para el proceso de elaboración y validación de la guía para acceder a los fondos.
  • Facilitar un ciclo de talleres prácticos sobre proyectos dirigidos a capitanías y comunidades para que en el momento de la elaboración de los diseños se disminuyan las limitaciones y el requerimiento de apoyo técnico permanente.

Lecciones aprendidas en relación con el desarrollo y aplicación  de la herramienta: 

  • Un proceso participativo de priorización y diseño de proyectos requiere ser acompañado de fortalecimiento de capacidades que faciliten en el futuro la replicabilidad de la herramienta, en términos de herramientas del ciclo de proyectos así como de elementos de sensibilización sobre los elementos claves de la RRD.
  • Plantear con claridad elementos relacionados con el presupuesto del fondo para todos los municipios, los roles de los actores, los pasos de la herramienta han sido fundamentales para lograr el interés permanente de los actores locales, siendo el cronograma el único aspecto no cumplido tal como se había previsto.
  • El proceso de diseño de los proyectos toma más tiempo de lo previsto, requiere tener la flexibilidad para adaptarse a los cambios y ajustes en las decisiones de los actores locales, por lo que se debe preveer más tiempo de lo que inicialmente se había planificado para que se pueda concertar con los actores involucrados.
  • Un proceso que requiere de la participación y cofinanciamiento municipal, requiere tomar en cuenta los momentos que formalmente y con respaldo legal existen en el país para la planificación operativa a nivel muncipal, no hacerlo genera limitaciones para poder incorporar proyectos y fondos en los Planes Operativos Anuales (POAS) municipales.
  • Incluir en las actividades de los proyectos demostrativos acciones combinadas entre capacitación/sensibilización en RRD y mejora de infraestructura o iniciativas de mejora de los medios de vida, permiten aprovechar las acciones de mejora inmediata de la vida de las familias como espacios de reflexión a una escala mayor.
  • En proyectos de corto plazo, desarrollar un proceso de este tipo corre el riesgo de concentrarse en las actividades orientadas a mejora de infraestructura dejando poco tiempo para el proceso de reflexión, socialización de resultados y replicabilidad.
  • La participación de diferentes actores en el proceso genera un sentido de apropiación de las iniciativas asi como mayor sentido de responsabilidad y seguimiento a la ejecución de las mismas.
  • A nivel de actores locales se percibe mayor credibilidad sobre las ONGs implementadoras al haber promovido la priorización y ejecución de proyectos con base a la discusión, técnica, social y financiera.

 Sostenibilidad 

  • Se han establecido alianzas con actores locales para el seguimiento de las obras.
  • Se tiene previsto un proceso de socialización, difusión y sistematización de la experiencia.

 Potencial de réplica 

Esta herramienta es fácilmente replicable en espacios donde exista claridad/vivencia del problema que se quiere enfrentar, como en el caso de la sequía en el Chaco. Se considera un instrumento importante, ya que al implicar recursos financieros para la ejecución de obras, atrae de cierta forma a los actores locales y permite sensibilizar sobre la importancia de ejecutar otras acciones que típicamente no tienen los mismos resultados.

En muy difícil de aplicar donde las relaciones entre actores locales es inviable o hay conflictos sociales/políticos muy fuertes, este es un punto que debe ser analizado en el contexto a ser insertado, ya que la herramienta puede ser aprovechada por diversos espacios de poder para mejorar campañas y atraer mayor atención.